5 tareas para el nuevo Secretario de Educación

Por Dimitri EggenbergerFounder & CEO at EuropaSchule SPS

El 6 de enero del 2017 el Secretario de Estado en Educación Dr. Marlon Escoto anunció su renuncia para reintegrarse a tiempo completo como rector de la UNA. Esto significa que un sucesor/a será nombrado próximamente quien asumirá el reto de estar a cargo de la educación de más de dos millones de estudiantes en Honduras. La educación en Honduras enfrenta muchos retos, pero considero las siguientes cinco tareas primordiales para el nuevo secretario/a.

1. Actualizar el Currículo Nacional

El currículo nacional actual para los niveles de básica se diseñó sobre una propuesta conjunta publicada en Junio del 2000 para transformar el Sistema Educativo de Honduras. Este currículo representa el nivel mínimo de desempeño que toda escuela, ya sea privada o pública, tiene que cumplir con su alumnado. Desde su publicación, ha ocurrido mucho en el mundo y las exigencias han cambiado drásticamente. La revisión curricular a nivel nacional no es una tarea fácil y requiere de la participación de muchas figuras de la sociedad. Más sin embargo, es absolutamente indispensable actualizar el currículo para dar respuesta a la nueva realidad.

Actualizar el currículo no significa únicamente hacer una lista de conocimientos que el alumno necesita saber antes de graduarse. Es necesario formular metas de conocimiento, comprensión, habilidades, actitudes y acción que conforman lo que conocemos como los Cinco Elementos Esenciales. Queremos ir más allá de los conocimientos y no solamente preguntarnos ¿Qué sabes? sino también ¿Qué puedes hacer con lo que sabes? Los aspectos anteriores conforman lo que se conoce como un Currículo Escrito (¿Qué queremos aprender?) siendo este las metas que les asignamos a los alumnos. El currículo contiene también dos componentes adicionales que son el Currículo Enseñado (¿Cuál es la mejor manera de aprender?) y el Currículo Evaluado (¿Cómo sabremos lo que hemos aprendido?). Los Currículos Enseñados y Evaluados varían dependiendo del modelo educativo implementado en la respectiva escuela. Lastimosamente, el Currículo Nacional incluye estos componentes y siendo obligatorio su cumplimiento, no permite la implementación de programas pedagógicos distintos al descrito.

Una actualización del Currículo Nacional debería de describir de manera comprensiva los aspectos de Currículo Escrito considerando los Cinco Elementos Esenciales. Los Currículos Enseñados y Evaluados deberán ser descritos para las instituciones educativas gubernamentales y para las instituciones no gubernamentales que sigan la pauta curricular nacional sin modificaciones. Las instituciones no gubernamentales o experimentales deberían de tener la opción de publicar sus propias versiones del Currículo Enseñado y Evaluado siempre cumpliendo las exigencias del Currículo Escrito.

2. Desarrollo Profesional de Maestros

La actualización profesional para toda profesión es absolutamente indispensable. Observamos la evolución de roles laborales más grande desde la revolución industrial y los maestros son los responsables de formar a los alumnos para poder desempeñar estos nuevos roles. Esta capacidad de formación por parte de los maestros depende de la actualización profesional que reciben. Las entidades a cargo de la actualización, y hasta formación, de los docentes se han mostrado particularmente tradicionalistas y conservadoras. Es cierto que los recursos disponibles para la educación en Honduras se encuentran por debajo de las expectativas, pero esto no impide encaminar formas didácticas contemporáneas.

El impedimento más grande para ofrecer programas de desarrollo profesional por parte de Organizaciones e Instituciones No Gubernamentales es la exigencia de formación por medio de la Universidad Pedagógica Nacional para ser acreditados oficialmente. Entre las Instituciones No Gubernamentales existen programas de desarrollo profesional reconocidos entre si mismas pero no por la Secretaría de Educación. Además, en el espíritu de innovación, es contraproducente restringir el programa de desarrollo profesional a un solo ente ya que impide a instituciones particulares ofrecer sus propios programas reconocidos.

3. Permitir nuevos modelos educativos

Es una situación particular en Honduras de no contar con modelos alternativos (solo variantes) al presentado en el Currículo Nacional. Esto sigue así a pesar que ser de conocimiento general que la innovación educativa se dispara con la divergencia de conceptos educativos existentes.

En los países líderes en educación, la existencia de modelos alternos fue fundamental para desarrollar los nuevos modelos implementados en el sistema público. La diversidad en modelos educativos también produce una gran diversidad entre los alumnos aumentando así las probabilidades y posibilidades de innovación. Además, el ritmo de innovación educativa no dependerá enteramente de la actualización del currículo nacional. Las experiencias adquiridas en los modelos alternos pueden ser muy valiosos al someterse a revisión el currículo nacional, especialmente en las areas de la inclusión y diferenciación educativa.

4. Tomar en cuenta estudios de desempeño

Honduras se estará sometiendo por primera vez a los estudios PISA para evaluar el rendimiento (sobre el Currículo Escrito) en las Matemáticas y Ciencias Naturales a alumnos de 15 años de edad. Los resultados de estas pruebas serán publicados en el transcurso de los siguientes dos años y proveerán a la Secretaría de Educación con información valiosa sobre el rendimiento del sistema educativo nacional. Honduras tendrá la oportunidad de reevaluar su plan de acción y tomar las medidas recomendadas para seguir mejorando en su desempeño educativo.

Las pruebas censales en su forma actual no generan un diagnóstico comparativo del rendimiento estudiantil por no tratarse de pruebas debidamente estandarizadas. Para no depender de los estudios PISA, se podrán actualizar las pruebas censales para en primer lugar requerir una muestra menos numerosa y segundo generar los datos necesarios para la revisión curricular y medir el desempeño de los centros educativos.

5. Reducir burocracia

Y para concluir esta lista de tareas, será un gran logro de la Secretaría de Educación reducir la burocracia que predomina en el sistema educativo nacional. Los directores de escuelas dedican gran parte de su tiempo redactando y haciendo entrega de reportes semanales, mensuales, parciales, semestrales y anuales. Se entiende que esta información es necesaria para la gestión gubernamental y ya se han implementado sistemas digitales como el SACE para administrar eficientemente la información providente de las numerosas escuelas a nivel nacional. Lastimosamente todavía se requiere la entrega en CD y/o física de los mismos reportes “por si a un caso”.

La entrega de evidencias y datos estadísticos solamente tiene sentido, si el formato de entrega es compatible con el sistema que analizará dichos datos. Sería ideal avanzar el desarrollo de la plataforma digital para poder eliminar la entrega paralela de información y automatizar un mayor número de procesos que actualmente se llevan a cabo de manera manual.

Actualmente ya estamos experimentando un desfase significante entre la enseñanza escolar y universitaria, y las expectativas del mercado laboral. Los cambios en el sistema educativo vendrán a mostrar sus primeros frutos en una a dos generaciones pero es hoy cuando hay que comenzar a implementarlos. La administración educativa de un país es un proyecto a largo plazo que requiere de mucha flexibilidad, innovación y una mentalidad abierta.

 

Leave a Comment