A través de los años, las carretas de caballo han virtualmente desaparecido gracias al desarrollo de los vehículos automotores. Sin embargo, todavía existe el uso de los caballos como medio de transporte con fines turísticos en los países desarrollados y por razones financieras en países subdesarrollados. Esta práctica tiene consecuencias o externalidades negativas para las personas alrededor y para los mismos caballos.

Aunque se han tomado medidas de precaución y cuidado para los coches turísticos, existen graves implicaciones para los caballos involucrados en jalar carretas llenas de materiales de recolección y desechos. Éstos se pueden encontrar en zonas rurales de países subdesarrollados, donde los individuos con escasos recursos económicos los usan como medio de transporte. Esto representa un peligro de tránsito para los conductores, ya que el uso de caballos tiende a responder a regulaciones diferentes a las de los automóviles y muchas ni tan siquiera son respetadas.

Además, la tracción a sangre deja la salud de los animales y las personas vulnerables. Al jalar cargamento pesado y sufrir por horas bajo el sol, un caballo se debilita y se vuelve más susceptible a enfermedades. En cuanto a la salud de la población, las heces que animales de carga o trabajo hacen en calles públicas no son recogidas ni desechadas higiénicamente. Estas heces pueden transmitir graves enfermedades respiratorias e intestinales, incluyendo la rabia.

Considerando lo anterior, varios países latinoamericanos como Argentina, México, Uruguay, Colombia y Paraguay han adoptado medidas que prohíben o limitan la tracción a sangre en sectores urbanos; desarrollaron programas para detener la tracción a sangre.

Una idea ha sido entregar motocarros a las familias que dependen de la tracción a sangre, a cambio de sus caballos y carretas. De esta manera, estas personas todavía pueden continuar con sus trabajos, pero de una forma más ética, igualmente ayudándolos a crecer económicamente. El objetivo es lograr un programa presupuestariamente autosostenible y que prevenga mayores cargas financieras a los gobiernos por las consecuencias de salubridad. Por otro lado, se educa acerca del maltrato animal y los caballos entran a santuarios de animales o se dan en adopción.

Aunque claro, lo ideal es lograr condiciones favorables en el país para la generación de empleos y de inversión, que todos puedan costearse la compra de un automóvil y dejar de usar carretas jaladas por caballos. Pero mientras eso sucede se deben combatir las consecuencias negativas de esta práctica.

Honduras

En Honduras existe la Ley de Protección de Bienestar Animal, la cual prohíbe y castiga el maltrato animal, incluyendo los animales de carga o trabajo. También, en algunas municipalidades como la de San Pedro Sula, el Plan de Arbitrios prohíbe la explotación animal y la circulación de carretas jaladas por caballos en calles altamente transitadas. El Comité para el Bienestar y Protección de los Animales que el gobierno impulsó en el año 2015 podría encargarse de la aplicación de este proyecto.

Un proyecto como éste conlleva meses de preparación. En el caso de Honduras, lo recomendable sería comenzar a implementar efectivamente las limitaciones y prohibiciones ya descritas en la ley. Igualmente, establecer señalizaciones de tránsito sobre la prohibición del acceso de animales de carga en ciertas calles. Esto ayudaría evitar accidentes viales causados por imprudencia de conductores de automóviles y de caballos, e igualmente haría conciencia del proyecto.

Para potenciar a los ciudadanos se debe impulsar el desarrollo social y cultural. Lograr las condiciones para la generación de empleos y de inversión (y a través de ello la generación de riqueza generalizada para la población) significa también lograr un cambio cultural entre los ciudadanos, lograr que una buena parte de los hondureños entienda que no podemos depender de un Estado paternalista y que se deben crear reglas amigables con los pequeños empresarios. Si durante este proceso de transformación cultural pregonamos también el respeto a los animales como sujetos de derechos y a las leyes que los protegen, los cambios serán aún más potentes.

Latest posts by osagastume (see all)

Leave a Comment